Belén Luque Gordillo es abogada del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, y abogada del despacho Ferrero Sagasta Abogados. Aunque nació en Córdoba, se crio en un pueblo de Ciudad Real, Almodóvar del Campo, y Madrid la adoptó, siendo la capital de España la ciudad que le ha permitido crecer profesional y personalmente.

Explica Belén que gracias a Laura Sánchez Ferrero, abogada titular de Ferrero Sagasta Abogados, descubrió desde el mismo momento en el que empezó sus prácticas de la Universidad que su futuro era ser abogada, por lo que lleva años trabajando con Laura codo con codo encontrándose muy inmersa en el mundo del derecho, aprendiendo cada día un poco más.

Ferrero Sagasta Abogados es un despacho que lleva en funcionamiento más de dos años, habiendo formado parte anteriormente de MDH Abogados, despacho en el que su compañera Laura Sánchez Ferrero era y es socia. Laura abrió hace dos años su  propio despacho, incluyendo a Belén en el proyecto, oportunidad, que ella aceptó sin dudar.

Aunque son una firma relativamente nueva, su dedicación y esfuerzo en cada caso les ha permitido aumentar paulatinamente su clientela, a la que están totalmente agradecidos. El área en el que Belén se encuentra más especializada es el de Derecho de Familia, aunque gracias a los diversos asuntos que han ido gestionando en el despacho, ha podido ampliar mucho más su conocimiento.

Al estar recientemente colegiada, cuenta con mucha ambición y ganas de aprender de varias ramas del Derecho para poder ampliar su conocimiento y resolver todos los asuntos con la precisión que todo caso precisa. Indica que cada caso es un mundo, y, por ello, las respuestas a todas las dudas que plantean los clientes tienen que ser concretas, ya que no hay dos casos iguales, y ello siempre se debe tener en cuenta.

Belén nos comenta que al estudiar un Doble Grado en Derecho y Periodismo, las oportunidades laborales futuras eran sumamente diferentes, pero, según iban pasando los años de carrera, supo que su vocación era el Derecho, y en el momento en que puso un pie en un despacho de abogados, fue consciente de que esa profesión era la suya.

Todo ello es lo que la motiva a levantarse cada mañana y acudir al despacho a ayudar a cualquier cliente que llame por teléfono o vaya a la oficina y conseguir que su vida sea un poco mejor que antes de contactar con ellos. Como dice el lema de su empresa, “hacemos fácil lo más difícil”, incluyendo situaciones especialmente complicadas como es el caso de los divorcios.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes que ayudáis a resolver a vuestros clientes en cuanto a temas de divorcio?

El Derecho de Familia es uno de los ámbitos más delicados, si no el que más, dentro de todo lo que conlleva el Derecho, ya que no hay nada más íntimo que tu propia familia. Las dudas y los problemas que le surgen a toda persona que tenga que iniciar cualquier trámite que tenga relación con su familia son de todo tipo.

Esto puede incluir desde querer saber qué es una separación de bienes hasta si se pueden divorciar residiendo en el extranjero. Aun así, lo más frecuente es preguntar sobre el futuro que tendrán los menores, que son las personas que más se tienen que proteger en todos los casos, y así lo hacemos todos los profesionales.

Dudas que en muchas ocasiones se centran en qué tipo de custodia fijar, al desconocer exactamente cuál es la esencia de cada uno de ellas, así como la obligación o no y la cuantía que debe tener la pensión de alimentos.

¿Por qué es necesario contratar a un abogado al solicitar un divorcio? ¿Qué actividades necesitan el acompañamiento de un profesional en este campo?

El desconocimiento provoca miedo, y ello es lo que hace que una situación, como puede ser una separación, parezca un enorme problema, imposible de abarcar. Los abogados tienen una función esencial en los procedimientos de divorcio, facilitando la gestión de estos a sus clientes. 

Sin los abogados, los clientes tan solo se verían perjudicados al no tener el conocimiento jurídico que permite dar una opinión fundada, ya sea o no acorde a la forma de pensar que tenga el cliente, y la asistencia del abogado es lo que le va a permitir tomar una buena decisión.

Como ya comenté, al ser un campo tan complicado el Derecho de Familia, es preferible que siempre se cuente con el asesoramiento de un abogado, ya que la información que proporcionamos a nuestros clientes es profesional, objetiva y técnica, lo que hace que el cliente pueda caminar sobre suelo seguro a lo largo de todo el procedimiento.

¿Qué características especiales debe tener un Abogado matrimonialista para ser exitoso en este campo?

Empatía y sinceridad. Estas cualidades son las más importantes que debe tener un abogado en el ámbito del Derecho de Familia. Pero esto no es lo único, una gran dedicación e individualización hace que el cliente sienta menos peso sobre sus hombros, y que el éxito esté mucho más cerca.

¿Qué sumas se pueden reclamar cuando existen hijos menores de edad? ¿Cuál es el proceso que debe seguirse para la manutención y guarda y custodia de los niños?

Todo procedimiento que tenga relación con menores debe ser estudiado de forma cautelosa, sin que en ningún caso el problema principal se centre solamente en la cuestión de cuánto hay que abonar “según esté establecido”, sino que lo que hay que hacer es buscar qué es lo mejor para ese niño o niña.

La pensión de alimentos puede llegar a generar un conflicto entre los progenitores, pero ello no puede hacer perder de vista el bienestar de los hijos, que en muchas ocasiones se distorsiona. Dependiendo del caso en el que nos encontremos, si los padres están o no casados, se iniciará el correspondiente procedimiento  de homologación de medidas paternofiliales o bien un procedimiento de separación o divorcio. Lo más importante no es saber qué tipos de procedimientos regula la Ley de Enjuiciamiento Civil, sino conseguir que nuestros hijos estén igual de felices que cuando toda la familia estaba unida.

https://www.prontopro.es/