En los divorcios de Mutuo Acuerdo lo más importante será redactar, de forma clara y precisa, los acuerdos alcanzados por los hasta ahora cónyuges. Si bien es cierto que no todo lo que los comparecientes quieran regular se podrá incluir en el mismo.

Uno de los aspectos más controvertidos en la actualidad es qué podemos hacer con nuestra mascota común. Nuestros animales de compañía son una pieza fundamental en nuestras vidas, y es por ello que queremos seguir conviviendo con ellos, a pesar del divorcio.

Aunque resulte doloroso, la  mayoría de la jurisprudencia aún no permite introducir un régimen de custodia y de visitas a favor de nuestras mascotas. Por lo tanto, será sumamente complicado que nos permitan incluir una cláusula en el Convenio Regulador que refleje los acuerdos que hemos alcanzando respecto a nuestro animal de compañía.

En el caso de no tener hijos menores, ni bienes que repartir, y si optamos por la vía notarial, puede que el Notario nos permita incluir estos pactos. Habrá que estar seguros de que se admitirán esta clase de acuerdo, antes de la propia firma del divorcio.

Es triste pensar que hoy en día se sigue considerando que las mascotas son igual que un bien mueble, como podría ser una televisión. Sin embargo, algunas sentencias parecen vislumbrar un camino a favor de introducir a nuestros animales en los acuerdos.

Siempre podremos redactar un contrato privado en el que regulemos tanto la custodia de nuestro animal de compañía, como el reparto de los gastos.

Ante cualquier duda al respecto siempre será recomendable acudir a un profesional para que nos asesore sobre la materia.

Si tienes cualquier duda legal, puedes hacérnosla llegar totalmente sin compromiso, contactando directamente con nosotros en el 91 049 04 27, mediante email info@ferrerosagasta.com o inclusive de forma física solicitando Cita Previa en nuestro despacho situado en Madrid, Calle Hernani, Número 8, Primera Planta.